¿Quién va a cuidar de nuestros padres?

Siendo realistas, cuando un padre o madre empieza a envejecer y necesita cuidados, usualmente es uno de sus hijos el que da un paso al frente y se hace cargo de su cuidado. Y conforme el promedio de edad de la sociedad española aumenta (a más de 75 años), el escenario del adulto (ya no tan joven) que se hace cargo de uno o ambos padres, se hace cada vez más común.

Hay que pensar que la dinámica de la edad en Europa y particularmente en España, ha cambiado drásticamente en los últimos cicnuenta años, y el impacto que ésto tiene en las familias es evidente.

Los expertos sostienen que hay un cambio drástico en la estructura de edad de las familias actuales, causado en general por la mayor longevidad. Con más y más españoles que viven incluso más de 80 años, más son los hijos adultos que ahora tienen que ofrecer cuidados a sus padres mientras envejecen.

Existe una gran probabilidad de que un adulto de alrededor de 55 años tenga aún con vida a sus padres. Esta probabilidad ha aumentado significativamente en los últimos cincuenta años. Ello quiere decir que cuando eres una mujer que está pensando ya en su propia vejez y retiro, es muy probable que tengas que ocuparte de cuidar de tus padres.

Para complicar más esta situación, lo más frecuente es que este hijo adulto tome la responsabilidad por sí mismo a pesar de contar con uno o varios hermanos.

Y ahí es donde como mujeres, sufrimos un sesgo en términos de genero. Es casi una creencia universal que las mujeres somos “buenas” cuidando de otros, así que si eres la única mujer o la hija que vive más cerca, lo más probable es que sea a ti a la que te toque aceptar esta responsabilidad.

Otro factor que es común en determinar quién será el encargado de cuidar a los padres, es la edad. Casi siempre se seleccionará al hijo mayor. Aunque casi siempre se elegía a la hija mujer, como ahora las mujeres formamos parte de la fuerza laboral, se está empezando a recurrir al factor edad.

Pero hay más que edad y género para determinar quién es el hijo ideal para cuidar de sus padres al envejecer, entre las que están la cercanía física, la personalidad y las finanzas. Claro que todo ello, desde decidir qué viviendas tuteladas para mayores Málaga se seleccionará, hasta hacerse cargo de las facturas y el seguro, se facilita mucho si todos los hermanos y hermanas toman parte de la responsabilidad y la comparten.

LEAVE A COMMENT