Recicla, reflexiona y repara

El reciclaje no es la única opción, antes debemos reducir y reutilizar. Pero además podemos añadir otras ‘R’ más, de Reflexionar y Reparar.

Muchos productos los usamos una sola vez y los tiramos, sin pensar en que se gastan muchos recursos en su fabricación y mucha energía en su distribución. "Antes de pensar en qué contenedor debemos tirar nuestra basura para reciclarse, hay que recapacitar si esa basura nos sigue siendo útil", comenta la especialista.

Cada vez compramos más productos creados para acabarse pronto, como los aparatos electrónicos, que ya son creados para durar sólo un par de años, y si se descomponen ya no se reparan, o si pasan de moda se tiran. Con este consumo constante estamos multiplicando aceleradamente los residuos, utilizando más energía de la que deberíamos y agotando nuestros recursos.

Todos los residuos que no reciclamos terminan contaminando el suelo, el aire o el agua, pero además son recursos desaprovechados. "Aquello no reciclado va directamente a un basurero, se entierra, se deposita en un terreno o se incinera y las cenizas también son tóxicas", señala Alodia Pérez, Responsable de Residuos en Amigos de la Tierra.

En nuestro hogar desechamos muchas cosas sin pensar en cuánto contaminan, como pinturas, barnices, esmaltes, disolventes, productos de limpieza, aceites, pilas. Las bolsas de plástico están en nuestra vida diaria como si no pudiéramos vivir sin ellas, cuando podemos usar bolsas de tela reutilizables.

Gran parte de nuestra basura doméstica es orgánica, con la que nosotros mismos podríamos hacer abono o composta de forma fácil y natural, sin embargo tiramos la basura y además compramos abono en la tienda.

Imagen: http://www.ecologismo.com

Originally posted 2010-05-21 16:14:00.

LEAVE A COMMENT