Recuperando el romanticismo

Según dice la mayoría de los psicólogos, y esto es algo que nosotras también podemos corroborar, las pequeñas cosas del día a día suman y siguen, generando rencores y molestias permanentes. Es así como se genera el caldo de cultivo de las peleas.

1

A pesar de todo, hay fórmulas que permiten recuperar si bien no completamente, si al menos en parte el entusiasmo del inicio. Entre esas fórmulas están:

Hablar: Es muy común querer erradicar de raíz un hábito con rapidez, pero hay que tener paciencia, ya que un mal hábito demora casi un mes en desaparecer. Así que la próxima vez que no te colaboren lavando todos los platos, insiste y aprecia los esfuerzos aunque el trabajo haya quedado a medias.

Si se alaba la buena conducta, todo mejorará y habrá motivación para volver a hacerlo mejor la próxima vez.

Humor: No dejen que el mal humor cause estragos, ya que es muy común que debido al intenso estrés del trabajo, los mismos problemas se trasladen a la vida amorosa. A veces, se necesita unos minutos a solas para descansar y recapacitar, y como recomendación, tomar tabletas de melissa ayuda bastante a capear el mal humor.

Palabras: Si no tienes nada bueno que decir, es mejor callar. A veces, las burlas se toman por el sentido más hiriente, y todo eso se acumula a modo de rencor, por lo que es mejor pensarlo bien antes de decir cosas que no caerán bien en un momento determinado. Las cosas importantes se deben conversar en un momento importante.

Foto

Originally posted 2009-12-06 16:28:00.

LEAVE A COMMENT