Relación entre hermanas: Amigas con lazos sanguíneos

 

sisters pencils

Cuando pequeñas se agarraban de los pelos y muchas veces no se podían ver la cara. De adolescentes se peleaban por la ropa y los chicos. Poco a poco se fueron convirtiendo en confidentes y amigas y una vez llegada la adultez son uno de los pilares más importantes de la vida.

La relación entre hermanas puede ser una de las más conflictivas pero también enriquecedoras. En la infancia es fácil que pasen de enemigas a las más fieles aliadas transmitiendo experiencias de la mayor y menor, siendo una de las guías en el proceso para convertirse en mujer.

Creciendo peleamos por la ropa, cosméticos, uso del cuarto de baño, etc. Pero protegemos secretos como el primer beso, novio y hacemos frente común contra padres y hermanos varones celosos y que no aprueban nuestra minifalda.

Como mujeres adultas, las hermanas pueden compartir consejos y ayudarse en la crianza de los hijos así como en sus problemas en las relaciones personales. Tienen una crianza y una historia de vida común, así que no hay nadie quien podrá conocerte mejor.

Es importante enseñarles a nuestras hijas la importancia que su hermana (y hermanos) tendrán en su vida. Están naciendo y cultivándose las relaciones más extensas que cualquiera podrá tener y debemos aprovechar todos los beneficios que trae.

Originally posted 2008-10-28 18:07:47.

LEAVE A COMMENT