Residencia tercera edad

Una residencia de tercera edad son centros dedicados a la convivencia de personas mayores además de convertirse en su vivienda, para que permanezcan allí durante un tiempo siempre y cuando sean mayores de 60 años y que no puedan por sus medios o los de sus familiares recibir la atención necesaria. Ya sea asistencia continuada o integral, por lo que necesitan de otras personas para que lo hagan. En estos centros además de convivir con otras personas y hacer de su vida, una vida de lo más normal, las residencias de ancianos siempre cuentan con personas especializadas con formación en geriatría para poder cubrir todas las necesidades de las personas que allí viven.
Se ha de tener en cuenta que en estos lugares trabaja gente especializada en diferentes perfiles, pero siempre se encuentra los mismo tipos de personas como puede ser un medico especialista en geriatría, un psicólogo, un fisioterapeuta, un enfermero, un trabajador social, un auxiliar, un terapeuta, además de trabajadores como animadores, cocineros, o personas de limpieza que harán que el centro se encuentre en las mejores condiciones posibles para cuidar a esta personas lo mejor posible y que se sientan como en su propia casa.
Las necesidades básicas que se han de cubrir en estos centros hoy en día son casi todas, pero normalmente los más comunes son lo de atención integral, además de cuidados de alojamiento, hostelería o los básicos. De todas maneras si hablamos de arquitectónicas siempre han de tener en cuenta que estos lugares son para personas mayores por lo que se ha de crear lugares para que las personas mayores sean autosuficientes lo mayor posible dentro del centro.
Uno de los factores principales dentro de estos residencias, es la de mantener lo máximo posible y ayudar al anciano a que por sus propios medios cuente con una autonomía física y si fuera necesario atenderla, que cuente con el profesional adecuado.
Normalmente este este tipo de residencias, hoy en día existe un déficit de plazas ya que son muchas las familias que quieres internar a un mayor siendo los mas bajos dentro de Europa ya que en España se cuenta con 3 plazas por cada 100 habitantes mayores de 65 años.
Las opciones que tiene hoy en día la gente para poder ingresar en estos centros son dos. Una de ellas son las residencias publicas que siempre van a depender de un organismo que sea publico, ya sea de un ayuntamiento o de una comunidad autónoma. Este tipo de residencia los precios oscilan entre los 500 para aquellas personas que se valen por si mismo y los 1000 euros para aquellas personas que necesitan unos cuidados extras.
Por otro lado las residencias privadas son aquellas que las llevan o gestionan personas privadas o empresas, y no dependen de ningún tipo de organismo jurídico aunque siempre ha de contar con el consentimiento de la Consejería de Asunto sociales. El precio de estas residencias es mucho más elevado llegando a pagar entre los 1000 y 2000 euros mensuales, por lo que mucha gente no se ve capacitada para poder pagar estos precios.

Originally posted 2012-10-12 11:21:37.

LEAVE A COMMENT