Salir de marcha

Hoy hemos salido a cenar con unos amigos, y después de hartarnos de comer, hemos ido a un pub a tomar unas copas. Hay que ver el tiempo que hacía que no salía por ahí de copas! Ya ni me acordaba de lo que era salir de marcha. En fin, con el pub lleno de gente, todos bailando y bebiendo por ahí, me he dado cuenta de lo mayor que  me sentía. Yo sólo tengo 25 años, pero al rato de estar allí ya me dolían los pies, me dolía la espalda, me molestaban los focos dando vueltas… O sea, que estoy hecha una vieja. ç

Con lo que a mí me ha gustado siempre salir… Pero claro, si a tu pareja no le hace mucha gracia, pues tienes que quedarte alguna vez en casa. Y encima con el frío, que tampoco apetece helarte de frío en un botellón con una copa helada en la mano. Con lo bien que se está en casa en invierno, con la estufita bajo la mesa y viendo una buena peli con los colegas. Lo que yo os diga, una vieja.

Mi madre siempre me decía: "aprovecha ahora que eres joven, y sal por ahí, que cuando seas mayor te darás cuenta del tiempo que has perdido". Con mis 25 añitos ya me siento vieja alrededor de tantos chavales y chavalas pegando brincos, que parece que se han cargado las pilas antes de salir de casa.

Yo, por mi parte, aprovecharé estos días de Navidades, que aunque haga mucho frío, para mí son sagrados y hay que ir a donde haga falta. Y en cuento pasen los reyes, a hibernar en casita, hasta que llegue el calorcito de la primavera.

Originally posted 2007-12-23 05:04:37.

LEAVE A COMMENT