Seguimos con la despedida

Al salir de la peluquería fuimos a casa de la novia a cambiarnos de ropa, peinarnos, maquillarnos, en fin a ponernos guapísimas para arrasar esa noche. Por supuesto la novia no tenía ni idea de la ropa que le iba a tocar llevar, ya que la elegimos nosotras por ella. Le compramos para la ocasión una botas muy chulas vaqueras, una minifalda tejana de esas que parecen un cinturón de lo cortísimas que son y un top de leopardo, parecía una auténtica vaquera del Oeste, estaba espectacular.
 
Nos volvimos a reunir con el resto de las chicas y se unieron las que no se atrevieron a venir por la mañana. Éramos un montón de chicas, por lo menos treinta. De camino al restaurante le hicimos hacer un montón de pruebas, entre ellas tenía que pedir a los viajeros del autobús en el que viajábamos los tiquets conforma habían pagado. Otra prueba fue que al bajar del autobús en la primera carretera que se encontrara, tenía que esperar a que el semáforo estuviera en verde y bailar con algún motorista que estuviera parado en el paso de cebra. Que risas cuando eligió a la víctima y empezó a menearse de forma insinuante… al motorista casi se le paró el corazón.
 
Al llegar al restaurante ya fue lo típico de las despedidas de soltera. Cenamos entre risas, bromas de los actores que trabajaban allí y chistes y canciones. Y como no, para el postre salieron dos “boys” guapísimos que se quedaron en pelota picada delante de todas las que estábamos allí presentes, por cierto uno de ellos nos desilusionó porque tenía la pichilla muy pequeña, ji, ji, ji.
 
Al acabar la cena nos fuimos de fiesta, a bailar en el Maremágnum, fue genial, porque llamábamos mucho la atención con los accesorios de vaqueras que llevábamos todas(gorros y pantalones vaqueros). No paramos de bailar en toda la noche y entre baile y baile, un chupito de tequila para brindar por la novia. Ya os podéis imaginar como acabamos todas. Eran las seis de la mañana y nosotras seguíamos de fiesta, de verdad que fue una despedida genial.
 
Ahora a la que le están organizando una despedida de soltera es a mi, ya que me caso en julio del año que viene y tiemblo solo de pensar en la que me están organizando, por supuesto lo tienen todo en el más absoluto secreto .Ai, ai, ai. Que miedo me da!

Originally posted 2007-12-12 21:08:48.

LEAVE A COMMENT