Seguridad en la piscina

Han llegado los días de calor y es habitual que pasemos ratos de diversión con nuestros peques en la piscina. Puede que sea el primer año que llevas a tu bebé al agua o que ya tengas niños algo más mayorcitos. Sea como sea, es imprescindible que tomemos algunas precauciones para evitar sustos desagradables.

Veamos algunos consejos:

  • Nada más entrar a la piscina colocarles los manguitos, el flotador o el sistema de seguridad que utilicemos.
  • No dejar de vigilarlos ni un segundo cuando están dentro del agua.
  • Es conveniente que los niños aprendan a nadar desde pequeñitos ya que además de ser beneficioso para su desarrollo es una medida más de prevención en caso de caer accidentalmente al agua.
  • Cuando se trata de bebés, no sólo debemos estar pendientes cuando están dentro sino también cuando juegan en el borde de la piscina
  • Si hay piscina para niños, mejor llevarlos allí, ya que es más controlable para los padres.
  • Existen algunos artilugios de seguridad para prevenir ahogamientos tales como pulseras para colocarle al niño o alarmas para colocar en el borde de la piscina que nos avisa en caso de que el pequeño caiga al agua.
  • Por último, en caso de accidente mantener el sentido común y tener siempre a mano el teléfono de emergencias para llamar mientras nosotros comenzamos con las maniobras de reanimación.

Imagen: http://www.arqhys.com

LEAVE A COMMENT