Seguro de hogar

Tras hacer la hipoteca, en tu banco te ofrecerán un seguro de hogar. No estás obligada a quedarte con él, pero si lo hacemos, debemos saber cuánto cuesta y qué cubre.

La prima a pagar dependerá básicamente del tipo de seguro, es decir, de lo que cubre. Los básicos incluyen seguro contra incendios, robo, atraco, responsabilidad civil, daños por caída de agua, rotura de cristales,… El seguro a todo riesgo amplia las coberturas del seguro mínimo e incluye el mobiliario, las joyas, … A parte del seguro de tu propia casa, si vives en una comunidad, ésta debe que tener a su vez otro seguro. Para cubrir zonas comunes y responsabilidad civil.

Si no has contratado ningún seguro de hogar y te interesa es fundamental comparar ofertas, leer la letra pequeña, consultar a expertos y aclarar todas las dudas. El seguro resulta más económico si hay sistemas de seguridad antirrobo y detectores de humo y si los sistemas eléctricos y de fontanería están actualizados.

Cuando surge algún problema, una vez contratado el seguro, hay que comunicárselo a la compañía lo más pronto posible, antes de siete días (todo siniestro se puede reclamar durante dos años). Y para asegurarte que hay constancia, hazlo tanto por teléfono como por escrito. Guarda los restos y las facturas para que te devuelvan el dinero si es que el desperfecto en cuestión lo cubre el seguro, la compañía hará que un perito tase los daños. Si ha habido robo (implica violencia) o hurto (sustracción mientras los dueños no están) habrá que presentar una denuncia, de otra forma no lo cubriría el seguro.

Recuerda que la inversión que hacemos en una casa es una de las más importantes de nuestra vida, no sólo económicamente hablando, y que nos conviene tener un seguro por los posibles problemas que pudieran surgir.

Originally posted 2008-02-03 18:50:53.

LEAVE A COMMENT