Süden, la música y el cine en concierto

En la Argentina “por amor al arte” es una frase que suele usarse de manera despectiva e implica que algo se hace sin finalidad precisa, sin un objetivo claro, gratuitamente. El documental, Süden, de Gastón Solnicki, echa por tierra con esta frase prejuiciosa. Su cámara minimalista capta momentos únicos e irrepetibles, como los acordes que los músicos ejecutan en un concierto.

En poco más de una hora el cineasta elabora un film profundamente cinematográfico donde la música del compositor Mauricio Kagel, que llega a la Argentina después de 40 años para una presentación en el Colón,  es la protagonista exclusiva de un film transparente, que fluye por la vista como la música de Kagel se escucha en el cuerpo.
 
 “En Buenos Aires la música es esencial” dice el protagonista, un compositor germano-argentino reconocido, original, creativo. Tal vez tenga razón. Lo cierto es que  Solnicki capta cuidadosamente la comunión que se forja durante los ensayos entre el compositor y los músicos que ejecutarán sus creaciones en Buenos Aires.

Con planos cortos que van y vienen de los instrumentos a los músicos, mucha música “filmada” en primer plano, Solnicki elabora un pequeño tratado que es musical y profundamente cinematográfico a la vez. Hay diálogos contados con los dedos de una mano y no faltan algunos acertados conceptos musicales del maestro Kagel.  

Solamente con un elaborado sentimiento por el arte es posible una combinación como la que logra Solnicki en su opera prima. En el 10º Festival BAFICI, de la Argentina, Süden obtuvo una Mención Especial del jurado Oficial y el premio, Mejor Película, de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina.   

Originally posted 2009-01-07 06:43:05.

LEAVE A COMMENT