Tatuajes y vida laboral

A pesar de vivir en pleno siglo XXI, y estar sumidos en una época en la que el concepto de “Globalidad” esta tan al día, podemos seguir encontrando diferencias notables en cuanto a la aceptación social de algo tan frecuente en la estética de jóvenes y no tan jóvenes como son los tatuajes.

Lo que en un principio se utilizaba como símbolo de identificación entre tribus, hoy por hoy se ha convertido en algo tan común como llevar cualquier tipo de complemento de vestuario.

Hay personas que los llevan por simple capricho y que llevados por el impulso del momento, o por la moda vigente, no piensan en las consecuencias que tal “atrevimiento” puede ocasionar en su día a día.

En diversos medios de comunicacion y webs de internet, vemos como en distintos paises, tanto en Estados Unidos, como en Europa, jóvenes con tatuajes de gran tamaño y que desempeñan con total normalidad y sin esconder dichos ornamentos,profesiones tanto artisticas como ocupando puestos de relevancia dentro de importantes empresas.

En España, actualmente, muchos jóvenes, sobre todo mujeres y con edades cercanas a los 30 años, se ven en la tesitura de tener que sopesar si les compensa desprenderse mediante costosos tratamientos de lo que en su dia para ellas supuso una ilusión, o quizas algo de lo que arrepentirse con el paso de los años, para acceder a un puesto de trabajo.

Y yo me pregunto, dentro de esta permisividad social que hoy en día parece que se quiere imponer,si es necesario conservar estos vestigios retrógrados para decidir si una persona está más o menos cualificada para desarrollar una actividad laboral basandose en si está o no tatuada.

u10055962.jpg¿Cuándo dejó de ser importante la formación y la preparación

y  se impuso la estética frente a ellas?

Originally posted 2008-10-08 16:05:36.

LEAVE A COMMENT