Temazcal

El Temazcal o Temascal es un baño prehispánico  cuyo origen se pierde en el origen de los tiempos. El nombre temazcal está formado por dos palabras que vienen del Náhuatl: "temas" (significa baño) y "calli" (significa casa).

Se han encontrado ruinas antiquísimas de Temazcales en México y Guatemala. Los más sencillos se denominan Toritos y están hechos con ramas y mantas.

El uso del Temazcal ha continuado en muchísimas comunidades indígenas hasta nuestros días. Hace años que, especialmente en México, se pueden encontrar temazcales en la mayoría de pueblos, ciudades e incluso en centros hoteleros que lo ofrecen como un Spa. Es un auténtico renacer de este ritual ceremonial. Hay quien buscará un efecto más medicinal o terapéutico y otras personas acudirán buscando cambios más profundos.

Como en la mayoría de culturas de todo el mundo aquí también podemos ver que favorecer la sudoración era clave para mejorar la salud y eliminar toda clase de toxinas físicas y mentales. Algunos de los beneficios más evidentes de la práctica del Temazcal son:

· Depura las vías respiratorias (mucosidades, gérmenes, etc.).

· Limpia la piel de impurezas.

· Calma el sistema nervioso.

· Nuestro sistema inmunológico (las defensas) se ve fortalecido (el estrés y las toxinas lo debilitan).

Es evidente que los beneficios pueden ser mucho más amplios ya que cualquier terapia que beneficie la salud en general puede mejorar otros síntomas o enfermedades, de forma indirecta.

A nivel psico-emocional sus beneficios pueden ser enormes. Todo depende de quien nos guíe en esta ceremonia (también podemos usar el Temazcal sólo como "sauna"). El hecho de ayudarnos a la introspección puede ser de grandísima ayuda para superar momentos difíciles: duelos, separaciones, adicciones o búsqueda del sentido de nuestra vida, etc.

Imagen: http://byfiles.storage.live.com

Originally posted 2010-06-29 20:15:00.

LEAVE A COMMENT