Tienes el síndrome de Wendy?

A simple vista no representa ninguna patología, pero quien padece de este síndrome esconde diversos problemas psicológicos, asociados principalmente con la autoestima.

Este síndrome se puede definir como un conjunto de conductas que realiza quien lo sufre, por miedo al rechazo, por una gran necesidad de sentirse aceptada. Estas conductas pueden darse dentro del entorno familiar o en cualquier otra relación interpersonal.

Es la típica “madre sobre protectora” . Pero esto no se limita al vínculo con niños; en muchas ocasiones asume la misma actitud para con su pareja, u otros adultos de su entorno. Según dicen los especialistas, no existiría una Wendy sin un Peter Pan.

El síndrome de Peter Pan se da en personas dependientes, que no quieren o no pueden crecer, no asumen sus propias responsabilidades, su propia independencia.

Si todas las mañanas te levantas para despertar a tu hijo para que no llegue tarde a la Universidad, a tu esposo para ir al trabajo, realizas siempre los deberes de la escuela de tus niños menores, y estás convencida de ser imprescindible, es probable que tengas que repensar las cosas.

Si evitas a toda costa que alguien de tu entorno se enoje, supones que el amor es sacrificio y resignación, si te ves pidiendo perdón por todo o tratas a tu pareja como un niño, intentando continuamente de hacerlo feliz, puedes ser como Wendy.

Usualmente, Wendy cree que actuar de ese modo es lo correcto y que es necesario hacerlo. En el fondo teme no ser tenida en cuenta. No ser valorada.

No te sientas obligada a solucionar todos los problemas de los demás, no asumas los deberes y responsabilidades de otro.

Los cambios de hábitos son lentos, pero pueden lograrse. Verás que no es tan terrible decir a veces NO.

Originally posted 2010-03-15 22:55:00.

LEAVE A COMMENT