Típs para mantener el peso (I)

En vez de seguir buscando excusas para mantener tu peso, preocúpate de seguir un plan que te ayude a mantenerte y seguir bajando si es tu propósito. Nunca es tarde para empezar, y es mejor empezar hoy, ya mismo que dejarlo para mañana.

Lo primero, es al levantarte por la mañana. Piensa en los alimentos que se atraviesan o antojan durante el día, y genera defensas contra ellos, el cafecito con crema, los pastelitos dulces, etc. Lo mejor para prepararte es tener identificadas tus tentaciones.

Vigílate a diario, con tu peso, medidas o probándote un mismo pantalón a diario, así te darás cuenta si subes o estas realmente bajando.

Ten a mano una foto de una mujer que te inspire, la puedes pegar en la puerta del refrigerador y reforzar así tu voluntad en esta ardua batalla.

Recuérdate a ti misma por qué quieres adelgazar, traza tus objetivos claramente y mantente firme y inspirada. Veras como los resultados llegan solos.

Piensa siempre que una dieta es un estilo de vida, y que comer saludable te será útil no solo para adelgazar sino también para mantener el peso saludable y mantenerte en buen estado general.

Date descansos, no para comer, sino para dejar de comer y permites que tu cuerpo trabaje ocupando las reservas de energía que ya tiene acumuladas en tu piel y órganos. Con una o dos horas luego de cada comida es suficiente y así dejas que el sistema digestivo haga su trabajo de modo eficiente. Mientras tanto, puedes ordenar un mueble.

Foto: flickr

Originally posted 2009-10-07 18:51:00.

LEAVE A COMMENT