Trabajar de cara al público

 

Todos los que trabajamos de cara al público sabemos lo importante que es la imagen personal para atender a los clientes. Hay muchos aspectos que tenemos que tener en cuenta para que el cliente se fije en nosotros, en nuestra forma de atenderle. Si hay algo que falla en nuestra ropa, el pelo, el maquillaje… enseguida el cliente se despista, ya no se interesa tanto, e incluso le puede llegar a molestar.

En una mujer es muy importante el aspecto del pelo. No da la misma impresión llevar el pelo todo despeinado, que con una buena cola de caballo cogida con estilo. El tinte o las mechas, siempre impecables, porque en cuanto se ven las raíces queda muy feo, sobre todo si además el tinte es de un color muy distinto al nuestro. Las puntas abiertas también dan muy mala imagen.

Respecto al maquillaje, cuando vamos a trabajar debemos llevar un poquito para que nos suavice las imperfecciones que podamos tener, con una buena base y algo de color en los ojos, y en los labios mejor un poquito de brillo. El maquillaje tiene que ser muy natural, y dejar los más marcados para cuando salimos de fiesta o para los fines de semana.

La ropa también es un aspecto a tener en cuenta. No debe ser demasiado provocativa. Si llevas un enorme escote, el cliente se fijará en él y no prestará atención a la que le digas, si es que es un hombre, y si es una mujer, se llevará muy mala imagen de ti. No tenemos que llevar un cuello vuelto, pero no podemos permitir que detalles así distraigan la atención de nuestros interlocutores.

Originally posted 2008-01-24 21:54:32.

LEAVE A COMMENT