Tu cuerpo tras el parto

El cuerpo después del parto no regresa a su estado anterior al embarazo por sí solo. Todas subimos de peso durante los nueve meses y la panza nos queda flácida, y si has tenido una cesárea u otras incisiones, es natural que no te sientas sexy y tengas vergüenza de que tu pareja te vea desnuda con tu cuerpo postparto.

Sin embargo, no debes dejar que estas angustias arruinen tu vida sexual después del embarazo. Asume estos cambios como parte natural de la vida, y por el cual pasó tu madre y pasará tu hija.

Es normal y saludable tomarte un tiempo para recuperar tu cuerpo, sobre todo si vas a dar el pecho. No te saltes la reeducación perianal, es fundamental para evitar la incontinencia urinaria y el hundimiento de los órganos. También tonificará tu vagina para que puedas volver a tener relaciones sexuales.

¿Qué tal una dieta para adelgazar? No. Mucho menos si estás dando de lactar. Para recuperar tu figura come sano y ejercítate (puedes hacer ejercicios con el bebé) es lo único que funciona contra las estrías, el abdomen fofo y los senos caídos.

“Pero tengo demasiadas cosas que hacer”. Cierto, una nueva mamás duerme poco y trabaja mucho (la actividad física quema calorías, recuérdalo). No obstante, tú no tienes por qué cargar con todo, divídete las tareas con tu pareja para que tú puedas tener tiempo para dedicarlo a ti y a recuperar ese cuerpo que él tanto quiere volver a ver.

Imagen: http://lh3.ggpht.com

Originally posted 2010-05-29 09:40:00.

LEAVE A COMMENT