Un imperio en los labios

labios mujer 2

 

El hábito de resaltar los labios se remonta a mas de 5.000 años, en la antigua Mesopotamia, donde se trituraban joyas semipreciosas para aplicarse en los labios y ocasionalmente alrededor de los ojos.

Los egipcios usaban un color rojo extraído de determinadas plantas, que terminaba provocando serias enfermedades,  pero Cleopatra, que gustaba de cuidar y adornar su cuerpo,  tuvo su pintalabios hecho de escarabajos rojos y hormigas trituradas en una pasta. Los labiales brillosos inicialmente fueron hechos usando sustancias extraídas en escamas de peces.

Pintarse los labios empezó a popularizarse en el siglo XVI durante el reinado de Elizabeth I quien impuso la moda de rostros pálidos y bocas intensamente rojas. Por ese entonces, los lápices labiales se hacían con una mezcla de cera de abejas y pigmentos rojos de plantas.

En el siglo XIX los conceptos cambiaron, y el maquillaje estuvo reservado al teatro , porque la reina Victoria de Inglaterra decía que era inapropiado salir pintada a la calle. Pero a comienzos del siglo XX el rouge volvió a su apogeo y se empezaron a fabricar en tubos graduables, tal como se los conoce hoy en día.

Helena Rubinstein, fundadora de la empresa cosmética que lleva su nombre, se dio cuenta que en períodos de crisis económica se vendían mas lápices labiales que en las épocas de mayor crecimiento. Aseguraba que si una mujer no puede comprarse un vestido o un anillo, se compra un lápiz labial.

Así fue como empezó a levantar un impe rio cosmético durante la época de La gran Depresión de 1929 y terminó de consolidarlo durante la Segunda Guerra Mundial.

Originally posted 2008-03-22 10:24:23.

LEAVE A COMMENT