Un jardín ‘erótico’

Nada mejor que tener afrodisiacos frescos al alcance de tu mano para condimentar los platillos que le prepares a tu pareja. No sólo le excitará comer lo que le prepares, también prenderá sus sentidos saber que tú misma sembraste y cultivaste las hierbas que adornan y dan aroma a tu hogar.

El ajo es uno de los ingredientes que más se usa en la cocina y que la mayoría conoce por sus poderes afrodisíacos, ya que según dicen contienen estimulantes eróticos que se han podido incorporar a la cocina. El ajo crece en temperaturas frías, la mejor época de cosecha es en otoño y es muy fácil plantarlo.

La mostaza contiene una combinación de sabores que provocan una sensación de excitación al paladar. La mejor época para su cultivo es en la primavera. Sus semillas se deben plantar después de la temporada de calor. Necesita sol todo el tiempo, y por supuesto necesita agua en abundancia.

La menta tiene efectos de frescura, así como características de buen olor y sabor, lo que lo hace muy atractivo para la intimidad y para nuestra pareja. La menta debes cultivarla con plantas a principios de la primavera.

El ginseng contiene agentes de sabor que favorecen a la seducción. Es una planta que definitivamente no puede recibir el sol directamente de la mañana sino hasta ya entrada la tarde.

Los chiles son uno de los elementos más importantes en la cocina latinoamericana, y como tal es considerado un agente afrodisíaco. Su picor y su apariencia producen una excitación no sólo al tacto sino a la vista.

Imagen: http://www.aldia.cr

LEAVE A COMMENT