Un obispo polaco valora el feminismo

El arzobispo de la ciudad de Lublin, en Polonia,  Józef Zycinski sostuvo que justificar la violencia contra las mujeres es un pecado, según informó la  Gazeta Wyborcza del jueves  26 de febrero. El religioso polaco también expresó que “las enseñanzas de Juan Pablo II exigen que el feminismo no sea tratado como un enemigo imaginario o una amenaza contra la fe”.

Lublin es una ciudad de Polonia, capital de la región, con más de 350 mil habitantes, que está situada a orillas del río Bystrzyca, entre las ciudades de Varsovia, Cracovia y la antigua URSS. Se trata de un Importante centro cultural y económico del sudeste polaco.

La carta fue leída por el arzobispo Zycinsk al inicio de la Cuaresma del presente año. En esta misma línea  criticó el hecho de que los empleadores obliguen a sus empleadas a que firmen “acuerdos” donde “afirman” que no van a gozar de licencias por maternidad. Esto, para el obispo polaco, “es una manifestación de la esclavitud moderna y un tratamiento instrumental de las mujeres”.

El obispo recordó también  las encíclicas papales en las que Juan Pablo II anima a desarrollar “un nuevo feminismo” y superar todas formas de discriminación, violencia y explotación contra la mujer. “Jamás hay que justificar las agresiones contra ellas” sostuvo el religioso y aseveró que “tales intentos de justificación son pecaminosos, porque se intenta banalizar el drama del sufrimiento de inocentes y solitarias”.

Tras calificar también como “dolorosos” para las mujeres  los intentos de banalizar sus sufrimientos, el arzobispo polaco manifestó que una forma “importante” de contrarrestar esas posturas descalificadoras  es “crear una atmósfera de solidaridad con las mujeres que sufren”.

Originally posted 2009-03-07 02:48:04.

LEAVE A COMMENT