UNA LUCHA DIARIA

Las ocho de la mañana y suena el despertador, en principio este sería un despertar normal para todos vosotros, pero para algunos de nosotros es uno de los peores momentos del día

Te levantas como puedes después de haber intentado dormir algo en siete horas sin conseguirlo, ya que los dolores no te permiten encontrar la posición adecuada para poder como mínimo descansar

Haces de tripas corazón, te lavas la cara e intentas no pensar en nada más que sea seguir la rutina diaria, ducharte, coger el autobús e ir a trabajar

Una vez llegas a la oficina y empiezas a teclear en el ordenador ,notas como si te quemaran las manos y las piernas empiezan a dormirse, pero tú sigues con una sonrisa, intentando recordar el dichoso nombre de la persona a la que va dirigida la carta que redactas

Así intentas acabar el día, pensando sólo en llegar a casa para descansar, pero es misión imposible ya que has de seguir con la plancha, la cena….

Lo peor del caso es que te sientes un bicho raro, incluso te hacen sentir que todo son imaginaciones, que el cansancio diario, los escalofríos, los dolores musculares, las perdidas de memoria, la ansiedad solo están en tu cabeza, Pero después de un calvario de idas y venidas a consultas de especialistas es cuando te alegras de no estar loca, por fin tienes un diagnóstico que justifique el no encontrarte bien, FIBROMIALGIA

Realmente el ser diagnosticada no te soluciona nada, ya que los síntomas siguen siendo los mismos, y todo se complica cuando te comentan que es crónico y que de momento no hay cura, que están investigando……

A partir de ahí tiene dos opciones, hundirte y pensar porque a mi? o intentar asumirlo y vivir la vida, adaptándote a tus limitaciones que son muchas aprendiendo a vivir con un dolor constante la mayoría de los días

Convivir con el dolor es difícil, pero día a día empiezas a asumir que forma parte de ti, lo más complicado es que las personas a las que quieres comprendan que aunque aparentemos estar bien, no nos sentimos bien, que aunque parezcamos felices no quiere decir que no sintamos dolor si no que estamos aprendiendo a luchar contra el, que nuestro cansancio y dolor es impredecible y debido a esto tenemos que hacer ajustes en nuestro estilo de vida .

“El dolor no se ve. Esto es una enfermedad crónica “invisible” y no es fácil para nosotros tenerla”fibro

Desde aquí, animar a todas las personas que sufren esta enfermedad, y decirles que nosotros somos más fuertes que ella, que hemos de luchar con la esperanza de que algún día llegará una solución que aunque no mitigue los síntomas, nos ayude a llevar una vida más fácil, a poder optar a cualquier puesto de trabajo, a poder disfrutar de nuestros hijos y correr detrás de ellos……a recuperar la vida que todos llevábamos antes de que en nuestras vidas se interpusiera la dichosa palabra FIBROMIALGIA

Originally posted 2008-10-15 18:59:15.

LEAVE A COMMENT