Vuelve la rutina

Como ayer fue fiesta por aquí, hoy es oficialmente el primer día de vuelta a la rutina después de tanto mazapán, polvorón, uvas y champán.
A mi la rutina me gusta, me encanta estar en casa sin más. Me fastidia madrugar, pero estoy contenta con mi trabajo. No me molesta hacer la comida a diario o las cosas de casa. Me encanta ir al super, pasear con mi perra y que lleguen las diez y me pueda tumbar en el sofá con la idea de que ya puedo dormirme tranquilamente, con la conciencia tranquila, en el caso de que lo que pongan en la tele no sea capaz de mantenerme despierta.
Paralelamente no dejo de planificar viajes o escapadas. No he terminado de volver y ya estoy pensando en las siguientes vacaciones. Hay una especie de refrán que dice que se disfruta tanto o más planeando el viaje que después realizándolo. No es tanto como eso, pero la ilusión es estupenda. Es muy entretenido coger guías de viaje, buscar información en internet e ir configurando la ruta y haciendo las reservas. A mi me encanta.
Pero para disfrutar las vacaciones hay que habérselas trabajado antes. Si siempre estuviéramos de ocio, no lo disfrutaríamos tanto. Necesitamos una de cal y otra de arena.
Pero hay que aprender a disfrutar de la rutina, del día a día. La clave de la felicidad está en conformarse con lo que uno tiene, y ser capaz de encontrarle encanto a las cosas sencillas que te rodean, sin mayores pretensiones, y pensando que en general, somos unos privilegiados, con las cosas que se ven por ahí por el mundo…

Originally posted 2008-01-08 14:32:46.

LEAVE A COMMENT